Solina Gallego

Solina Gallego

La vocación de doña Solina Gallego Fernández son los niños, a ellos ha dedicado su vida como educadora y, aunque no fue madre biológica, ha sido la “mamá” de miles de ellos que pudieron formarse gracias a las fundaciones Carla Cristina y Ximena Rico Llano, y la Casa de su Niño.