Juanes puso de moda el español

Juanes puso de moda el español

• El premio más importante que la música le ha dado es el cariño de la gente.
El cariño de la gente, especialmente la de su tierra, es el mejor premio que ha recibido Juanes, de los tantos que se ha ganado en su carrera.
Aunque en su trayectoria suma 12 premios Grammy latino, varios MTV y Lo nuestro, entre otros tantos reconocimientos, para el artista antioqueño que puso a los alemanes a cantar en español La camisa negra, lo más gratificante es cuando siente el apoyo de los suyos, esos que lo conocieron en Ekhymosis y que hoy disfrutan de su éxito por el mundo entero.
“Pues ese es mi mejor premio, es el regalo más grande que me ha dejado la música: el cariño de las personas. Nunca pensé que iba a lograr tantas cosas con la música. Yo siempre he sido fiel a ella, siempre ha sido mi vida. Yo sueño, pienso, respiro, vivo y siento por la música. Y ella me ha devuelto mucho más de lo que puedo imaginar.
Cada día me sorprendo más de las cosas que recibo a través de ella: los lugares a donde voy, las culturas que conozco, la gente…
El premio más importante que la música ha generado en mi vida es el cariño y el apoyo de la gente, y otras cosas muy positivas que nunca estuvieron en mis planes, como poder ayudar a los demás”, anota Juanes, con su acostumbrada informalidad.
El título de Colombiano ejemplar, lo asusta, le parece demasiado y hasta pedante sentirse así y que la gente lo tenga como referente.
Su labor no sólo se limita al trabajo en la música, en los discos, en los estudios de grabación o en los conciertos, su intención es cada día comprometerse más con causas sociales, especialmente en Colombia. Actualmente está comprometido en la atención de las víctimas de minas antipersona y en campañas en contra de estos artefactos.

“De igual manera estoy en la campaña de Sida Joven , una causa mundial para concientizar sobre el sida y sus repercusiones. Yo estoy en la parte de los latinos y siento mucha satisfacción de formar parte de esta campaña. Precisamente, el lunes estuvimos tomando unas fotos para la campaña publicitaria”, narró Juanes, desde territorio centroamericano, donde adelanta la gira de conciertos Mi sangre.
Desde la epóca de Ekhymosis, hace ya más de 15 años, el artista ha sentido la necesidad de comprometerse con su comunidad. “Más ahora, cuando tengo la posibilidad, siento que es la responsabilidad que tengo en este momento de mi vida”.

Medellín

Pese a las culturas y destinos que la música le ha permitido disfrutar, es en Medellín, en su tierra, donde Juan Esteban Aristizábal se reencuentra con su ambiente, donde deja atrás el rótulo de estrella y vuelve a ser la persona común y corriente que siempre ha sido.
“Definitivamente mi familia es mi polo a tierra, ellos son los que me mantienen firme en mis convicciones, mis sentimientos. Karen, las niñas, mi mamá, mis hermanos, son los que me mantienen conectado con mi esencia. Ellos son mi tranquilidad y siempre están ahí en los mejores momentos, pero lo más importante, en las situaciones difíciles. Ahí están, acompañándome, creyendo en mi y apoyándome; y lo mejor, yo también entregando todo, porque mi familia es mi soporte, me aterriza”.
Juanes no desaprovecha un viaje a Colombia para refugiarse en casa de su mamá, a no hacer nada, a disfrutar el tiempo al lado de los suyos. “Nos vamos a dar una vuelta por la ciudad, les dedico tiempo a todos. Esa es la mejor manera de recargar todas mis fuerzas antes de un viaje, refugiarme en mi familia, en mi casa”, explica el cantante que además de poner al mundo entero a cantar en español, le dio estatus a vocablos como parce y bacano.
El premio del Colombiano Ejemplar, en la categoría persona, en cultura, lo toma como uno de los más grandes reconocimientos que ha recibido en toda su carrera, básicamente porque fue su gente la que lo postuló y premió.
“Es un honor muy grande, tal vez de los más grandes que he recibido en mi vida. Esto tiene un significado muy profundo para mí, es decir que la gente mía, quienes me vieron comenzar, luchar tan duro, que siempre están ahí, hoy me respaldan, confían en mí y siguen creyendo en lo que hago.
Esto es una alegría inmensa, sentir el apoyo de la gente de mi tierra, es sentir que están con nosotros, en la tarea de llevar a cada país un mensaje de Colombia”, remata un emocionado Juanes, para quien este premio es un reto muy grande, que lo compromete a seguir haciendo su trabajo cada vez mejor.
(*) Colaboración especial de Marcela Toro.