Eduardo Posada Flórez

Eduardo Posada Flórez

Ciencia y tecnología, Persona Ejemplar

Eduardo empuja para que la ciencia avance

Maloka, que fue el primer “museo” —si es que así se le puede llamar— para la interacción, donde los niños pueden conocer la ciencia desde lo cotidiano y la experiencia, fue una idea en la que tuvo que ver Eduardo Posada Flórez, presidente de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia (ACAC).

Ese proyecto muestra dos preocupaciones grandes que tiene Eduardo, la primera es la divulgación de lo científico y con esa divulgación la desmitificación, y la segunda, la evolución de la educación.

Preside la Asociación desde hace 26 años y él, que es como un caballero inglés debido a su puntualidad y a la precisión de sus palabras, dice que en Colombia la ciencia “va ahí, que ha avanzado un poquito. Al menos se ha generado más conciencia del que tema es importante”.

Eduardo es físico de la Universidad de Lausana, Suiza, de la que se doctoró en Física y Matemáticas y adonde se fue con un amigo de su juventud a estudiar medicina.

Desde que llegó al país, este bogotano ha presionado para que la ciencia y la tecnología tengan mayores recursos del Gobierno nacional, “que haya una legislación sólida, porque si no esto no crece”. Sigue pendiente del tema, espera que con el nuevo sistema de regalías, la ciencia tenga financiación.