Politécnico Julio C. Hernández

Politécnico Julio C. Hernández

Solidaridad | Mención Especial

Un poli a orillas del Cauca

El que no estudie es porque no quiere. Los habitantes del suroeste antioqueño y norte caldense ya no tienen que desplazarse hasta Medellín a cursar estudios superiores porque en La Pintada está el Tecnológico de la Fundación Julio C. Hernández.

Esa era la queja de muchas personas. Por ejemplo, María Violedi Martínez, quien este fin de semana comienza clases del segundo semestre de Producción Agrícola. Egresó de undécimo grado y no veía posibilidad de seguir estudiando, porque su familia no tiene recursos con qué enviarla a vivir a Medellín y ni siquiera todos los fines de semana. Al Julio C. puede irse caminando, pues menos de dos kilómetros lo separan de su casa situada en ese municipio atravesado por el Cauca.

Con capacidad para 900 alumnos, el Tecnológico tiene 230 estudiantes en Producción Agrícola, Gestión Comercial, Sistemas de Información y Manejo de Aguas. Como los más de ellos trabajan en semana, estudian sábados de 8:00 a.m. a 6:00 p.m. y domingos, de 8:00 a.m. a 3: 00 p.m., con dirección del Tecnológico de Antioquia, cuyo rector es Lorenzo Portocarrero.

Otro factor que invita al estudio es la calidad de las instalaciones. Un edificio moderno, dotado con sala de informática, biblioteca, capilla y laboratorio, está construido en un campus de 19 hectáreas bañado por la quebrada Las Brujas, con arboledas y jardines que hacen de la estancia un deleite.

Laura Cristina Toro Morales, coordinadora, anuncia los planes futuros: ampliación de la cobertura, creación de un periódico y conformación de la caja viajera para prestar libros a otras institiuciones educativas.