Una empresa que se teje con humanidad

Una empresa que se teje con humanidad

Mattelsa
Fundador Mateo Jaramillo
Medellín

El camino para lograr una “ultraproductividad” en la industria es la “ultrahumanidad”, ese planteamiento fue el que potenció a Mattelsa en 2013 cuando la empresa dio un giro determinante, de no retorno. “Nos sentamos a tertuliar y empezamos a ver el mundo con mayor claridad, elevando nuestros niveles de conciencia, creando una inteligencia colectiva que nos permitió ver que el bienestar es lo primero y más importante en una compañía”, destacó Mateo Jaramillo, fundador del emprendimiento.

Inició en la Medellín de 2006 con la idea de obtener ingresos para accionistas y empleados, como es usual en los negocios. Su campo ha sido el sector textil, a través de la comercialización de prendas al por mayor para estudiantes universitarios.

Con el tiempo llegó a un objetivo mayor: lograr que el trabajo de las personas fuera un tejido conjunto que le permitiera a la compañía servir a la sociedad. Impactar. Por eso, en 2018 Mattelsa empezó a impulsar empresas con alto impacto social como bioempaques compostables Uman, el colegio Holss, el distrito creativo El Perpetuo Socorro y la cadena de restaurantes saludables Herbívoro; que están cambiando el entendimiento de sus industrias y logran impacto social.

Para el fundador de Mattelsa, una empresa ejemplar es aquella entiende que el bien propio solo se encuentra a través del bien común. Aquella marca, que se libera del egocentrismo, los apegos y el afán de lograr únicamente dinero para crear un ambiente de confianza en el que no se tolere la mediocridad, y que sea coherente con su propósitos y principios. “En nuestro caso decidimos alimentarnos como atletas, leer como intelectuales, tratarnos como adultos y divertirnos como niños”, expresó.

Agregó que el sector textil en Colombia es conocido por ser uno de los de mayor desigualdad y más altos niveles de explotación. Por eso, considera que es necesario que existan nuevos modelos eficientes que den un mensaje de humanidad y rompan esta tendencia del mercado.