La Fundación Rafael Pombo recibe el premio en la categoría infantil. Desde hace 20 años se dedica a cultivar en los niños el amor por los libros.