Hospital Pablo Tobón Uribe

Hospital Pablo Tobón Uribe

Hospital Pablo Tobón Uribe

En el Hospital Pablo Tobón Uribe hay un milagro diario

En el Hospital Pablo Tobón Uribe se gradúan de a poco en la ciencia esquiva de hacer milagros.

Transplante de hígado, un milagro. Un soldado al que no se le amputa una pierna por caer en una mina antipersonal, otro milagro. Trasplante multivisceral, el milagro.

Esta última operación, la más difícil, sin precendentes en Colombia, es el último éxito del hospital. Fue el 19 de agosto de 2009 que se le trasplantó, al entonces joven universitarioAndrés Fernando Agudelo —hoy 26 años—, en una sola operación de seis horas, estómago, duodeno, páncreas e intestino delgado.

 Y ese es solo uno de los milagros de los que habla el director General del Hospital, Andrés Aguirre Martínez, convencido de su teoría de que los médicos se encargan, con la dirección de lo Divino, de hacer lo sobrenatural, “¿o no creés vos que esto es algo imposible?”. Y sí. La respuesta es sí.