Llevar el cine a esos lugares

Llevar el cine a esos lugares

Ruta 90
Presidente, Munir Falah
Colombia Itinerante

Cine Colombia celebró su cumpleaños 90 con un cine viajero para llevar el séptimo arte a los rincones más alejados del país, esos donde nunca ha habido una pantalla grande para ver una película. Entonces se ingeniaron un móvil, algo así como un cine rodante que itineraría por poblaciones sin salas, sin importar si había que cruzar un río o atravesar la selva. Querían soplar las velas del pastel con un programa de impacto y responsabilidad social. Lo llamaron Ruta 90.

“Adaptamos dos camiones con tecnología de proyección de punta de tal manera que se pudiera armar una sala de cine como la que tienen las grandes ciudades”, comenta Munir Falah, presidente de Cine Colombia. Un camión se fue para el sur y otro para el norte, como cuando llegaba Melquíades a Macondo con magia, bisutería y cuentos, así han arribado los furgones con sus películas. Ha habido pueblos que los han recibido con eventos culturales y banderas ante la novedad. Se ha convertido en una fiesta, porque hay que celebrar que ese niño mexicano llamado Coco les esté contando su historia en ese cuadrado blanco, gigante, al frente de la silla. Ese niño que toca la guitarra y que se parece tanto a ellos. Con Ruta 90 se dieron cuenta de que el país del realismo mágico tiene gente que nunca ha visto un filme en su vida. “Es indescriptible sentir la alegría de una persona que ve una película por primera vez en su vida -comenta Munir-. Lo único que busca este programa es darle dos horas de alegría a estas personas”.

Desde el 1 de enero de 2017 hasta ahora estos dos camiones han recorrido más de 53.000 kilómetros y 3.000 millas náuticas para llegar a más de 420 poblaciones y 360.000 personas. “Me parece que es un gesto de inclusión fundamental. Darle la posibilidad a los niños, adolescentes y familias de soñar en comunidad a través del cine es ejemplar”, dice el director Víctor Gaviria.

El recorrido no ha terminado. Aún faltan muchos sitios en el que el furgón armará toda una sala de cine, ahí en la plaza del pueblo.